miércoles, 22 de febrero de 2012

El contrato del dibujante


Por Luis Lancho

Mi propuesta se basa en la película del director galés Peter Greenaway "El contrato del dibujante".
En cuanto a temas transversales se refiere, voy a hacer una pequeña lista de lo que humildemente creo que puede ser de interés.
La relación de la imagen de Greenaway con la pintura del siglo XVII y con especial atención hacia la pintura flamenca, se ve claramente en muchas de las secuencias de la película, en las que ilumina con velas o luz natural en los exteriores, influenciado quizá por Barry Lyndon….  a esta brillante puesta en escena se suma una banda sonora basada en la orquestación de diferentes autores barrocos y clásicos, esencialmente Purcell y Mozart, dirigidos por Michael Nyman.
Por otro lado, alejándonos del tema formal, nos percatamos de la densidad del argumento y diálogos de la película, que no por ello menos interesante, por momentos es complicado de seguir en la versión original.
Dentro de que esto pueda provocar un pequeño rechazo en el espectador, en nuestro caso en los alumnos, la película y toda la obra de Greenaway está compuesta por una iconografía y mitología en mi opinión óptima para desgranar con un grupo de alumnos, previamente puestos en contexto.
La mitología en esta película no es ni mucho menos fácil de desgranar ya que se compone de diferentes mitos. A lo largo de la película se realizan alusiones al mito de Perséfone, primero mediante Mrs Talmann quien explica parte del mito a su sobrino y más tarde tras el contrato del décimo tercer dibujo, cuando Mrs Herbert le explica al dibujante el mito. El mito cuenta como, los hombres infértiles y temerosos de la fecundidad de la mujer, las raptan como Hades a Perséfone, y construyen jardines y palacios como en el que ella(Mrs. Herbert) vive para paliar y compensar la infertilidad y el cautiverio.


Otro mito que podemos encontrar en la película es el de Hércules ya que el dibujante se encarga de realizar 12 dibujos según el contrato, comparable a los las doce pruebas impuestas por Euristeo pero en realidad decretados por Hera/Juno, la diosa enemiga del héroe. Por otra parte el dibujante está en una posición social incierta, es odiado por los aristócratas que se sirven de él al igual que Hércules es odiado por algunos dioses que a su vez se aprovechan de sus cualidades.
Otro tema que puede ser relevante y a su vez transversal son las conversaciones que mantiene el dibujante y Mrs. Talmann sobre la postura e intelectualidad del artista, existe una tensión y a su vez una fusión entre una visión racionalista y científica de la realidad con otra simbólica, mágica e irracional, lo que a mi modo de ver se puede traspasar al debate en el arte.
Por un lado los dibujos de mr. Neville (el dibujante), se enmarcan en las técnicas del renacimiento italiano, en el carácter científico y racionalista, la obsesión por la perspectiva, como se puede observar en la película en el elemento técnico fundamental del dibujante, el atril cuadriculado que funciona como diafragma.
Además, se cita en varias conversaciones una reflexión sobre la inteligencia del artista, si es o no es inteligente, puede ser también un buen punto de partida para un debate en clase. Investigando en la red he encontrado posibles referencias bibliográficas que nunca han sido citadas por Greenaway en las figuras de J. Frazer o R. Graves.
La iconografía en la obra de Greenaway no acaba aquí ni mucho menos y creo que puede ser de gran interés para una clase la reflexión sobre su obra, no solo de esta película sino de muchas otras, como por ejemplo The Tulse Luper suitcases (P. Greenaway, 2003-2007), proyecto formado por una trilogía fílmica, una serie de performances VJ y videoinstalaciones.
Os invito a todos a buscarlos por la red y compartirlo ya que creo puede ser de gran interés y no lo encuentro. Un saludo.

1 comentario:

  1. En los ensayos o artículos, aunque sea en un blog de Internet, es de buena educación citar las fuentes. En el caso de esta entrada el planteamiento de la misma y partes del texto están literalmente en
    "Iconografía mitológica de El Contrato del Dibujante", C. García Álvarez, De Arte 1, 2002, pp 139-144.

    ResponderEliminar