miércoles, 15 de febrero de 2012

Hamlet (Kennet Branagh) V.S. Romeo + Julieta (Baz Luhrmann)


Por Raquel D. Seara

Tras numerosos días comiéndome la cabeza acerca de que película sería buena y enriquecedora para trabajar con alumnado de la E.S.O. he llegado a la conclusión de que un buen ejemplo es la obra de Branagh, Hamlet (1996). En esta obra, Branagh hace una de las adaptaciones más brillantes de la obra de Shakespeare a la gran pantalla, en la que juega con la duración real de la obra teatral, un magnifico guión, un reparto de estrellas y una excelente banda sonora de manos de Patrick Doyle. A pesar de esto, Hamlet no fue un existo de taquilla. Por ello, me ha parecido oportuno hablar también de la obra de Luhrmann, Romeo + Julieta del mismo año (1996) que si tuvo una gran acogida.


En mi opinión, sería interesante empezar con una película más comercial, como la de Luhrmann. De este modo, se introduciría el cine en el aula de un modo más “cómodo” o sencillo para el alumnado, mediante una película con un lenguaje más cercano al del cine que están acostumbrados. La película de Romeo + Julieta sería un estimulante con el que comenzar a trabajar, además de lograr introducir la obra de Shakespeare en el aula, eliminando las posibles reticencias que puedan tener los/as adolescentes al leer obras de autores como este, ya que en muchos casos el lenguaje y la época les aleja. Con esta obra les haríamos ver que las obras de Shakespeare podemos hacerlas nuestras tanto como queramos y que el lenguaje no es un obstáculo (ya que en esta película los diálogos son los mismos de la obra original).
Una vez introducida esta película se trabajaría la obra, en mi opinión maestra, de Branagh. Con ella, se profundizaría en las distintas posibilidades educativas que nos ofrece la película.
Se que puede parecer una atrocidad la combinación de películas que he elegido, ya que son de calidad opuesta, pero he decidido hablar de ellas porque me parece enriquecedor trabajar mediante la comparación, ya que muchas veces entendemos mejor los conceptos trabajando con sus opuestos. Por ello, sería necesario generar un debate en el aula acerca de estas dos películas para trabajar sus diferencias y profundizar así en el lenguaje cinematográfico.
Por último, como ya he comentado anteriormente, estas dos películas serían un gran punto de partida para fomentar la lectura y sumergirnos en  el mundo de  Shakespeare.

No hay comentarios:

Publicar un comentario