jueves, 23 de febrero de 2012

“SHINE,EL RESPLANDOR DE UN GENIO” – Scott Hicks.


Por Jesús Palacios

La película “Shine, el resplandor de un genio” es un drama basado en hechos reales del director australiano Scott Hicks. Narra la historia de David Helfgott, un famoso pianista australiano del siglo XX.
 El protagonista  nace en el seno de una familia judía de origen polaco. Desde niño estudió piano con su padre en casa. Sumamente introvertido y con muy pocos atributos para el relacionamiento social, encontró en este instrumento el único lazo de comunicación con los demás. La figura del padre es determinante en la vida de David. Un padre autoritario, dictador y con un estilo educativo castigador, donde se enseña a ser el más fuerte, y se castiga la desobediencia con fuertes maltratos físicos. Son sentimientos dicotómicos, por un lado le quiere mucho pero le pega, y por otro lado, quiere que sea el mejor pero le prohíbe irse con una beca a EE.UU. Con tal panorama, David se verá afectado psicológicamente de por vida. A los 19 años, volvió a ser becado, esta vez por la Academia Real de Música de Londres, y decide irse sin el consentimiento del padre. Dos años después, padeció un colapso nervioso en su examen final con el 3er Concierto de Rajmáninov y regresó a Australia, donde su padre no lo acogió. Su estatus psicológico fue a peor y estuvo ingresado en una clínica, donde se le prohibió(a modo de terapia) tocar el piano. Allí conoce a una trabajadora voluntaria que le reconoce, y decide llevárselo para que viva con ella en su casa (debido a que el centro psiquiátrico decía que sólo estaba allí por que no tenía a donde ir). Helfgoot vuelve a tocar el piano en un pequeño bar, donde conocería la que será su mujer, y poco a poco volvería al mundo del piano.
Es una película con un ritmo narrativo entretenido, una buena fotografía (Geoffrey Simpson), y una banda sonora seleccionada muy apropiada para cada momento por David Hirschfelder, donde podemos escuchar piezas de Chopin, Paganini, Liszt,.. El guion es de JanSardi, un guion bastante dinámico y bien adaptado y creíble. Esto puede ser debido a la colaboración de la hermana de David, y del mismo David, lo cual enriquece muchos de los diálogos, con frases que se repiten  “casi literalmente” a como fueron en realidad.
Los actores principales: Geoffrey Rush, en una composición magistral de David; pasando por el impecable Armin Mueller Stahl, que dota al padre de unos gestos y matices espectaculares y Noah Taylor, excelente como David en la adolescencia.


El doblaje de la película no es malo, pero sí que interesaría verla en V.O. para determinar la buena o mala actuación Oscarizada de Rush. Para hacer este juicio también se puede comparar con videos/grabaciones del propio pianista que se pueden encontrar por la red fácilmente.
No se podría hablar de buenos y malos en sentido estricto. Quizá sea la figura castigadora y maltratadora del padre la que actúe de manera menos ética. Pero también se podría hacer el juicio de que lo único que hace el padre con Helfgoot,es lo que su padre pudo hacer con él. En ciertas escenas de la película se pueden observar estas connotaciones. De todos modos, no voy a realizar un juicio moral personal, lo que sí quiero mostrar es el dilema que plantea, y una de las posibilidades de debate que esto crearía, y según las respuestas de los alumnos, podríamos hacernos una idea de qué nivel de desarrollo moral medio tienen los jóvenes con los que estemos tratando (Desarrollo moral – Kohlberg).
Como he indicado, la película tiene una fotografía bastante buena y se puede mostrar a los alumnos algunos ejemplos típicos de tipos de planos, movimientos de cámara, flashback,…
En cuanto a posibilidades transversales, la más característica es el acercar la música clásica al aula, donde aparte de la historia del propio David Helfgott, la película contiene obras y composiciones de diferentes Maestros de la música como son Chopin, Rajmáninov, Liszt,…
Otro de los motivos por los que sería adecuada para el contexto educativo sería el fomentar algunos valores universales como la superación personal mediante el esfuerzo.
En fin, creo que es una buena película para llevar al aula, ya que infunde todos estos temas transversales de manera contextualizada y entretenida a los alumnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario