jueves, 27 de diciembre de 2012

La clase

Por Carolina Romero Trueba

Ayer viendo esta película no pude evitar pensar en nosotros futuros profesores. François es un profesor que se ve envuelto en problemas de distinta índole al los alumnos no aceptar su metodología. François no duda en enfrentarse a sus alumnos, aunque esto en ocasiones se vuelve en su contra formándose un grupo de resistencia a él como maestro.
Con esta película el espectador no queda indiferente. La película nos presenta un instituto de un barrio humilde de inmigrantes de París y nos relata lo que ocurre durante un curso lectivo. Comenzamos viendo a los profesores antes del primer día de clase y finaliza con la típica entrega de notas. Antes de la entrega de notas transcurre "la batalla del curso". Cada día de la semana es una nueva batalla entre profesorado y alumnos. Todos hemos vivido situaciones de este tipo en las aulas, la relación profesor-alumno no es fácil (aunque siempre haya excepciones), las relaciones cada vez son más tensas, los alumnos más rebeldes y los profesores cada vez pasan más de todo. François es un profesor que no pasa e intenta responder a los alumnos, aunque su asertividad no siempre favorece.
La clase además de mostrar una serie de conflictos sociales y de narrar lo que sucede en un instituto, nos transmite como se tambalea el sistema y los profesores se ven absorbidos por este. Una situación preocupante que se ve reflejada al final de la película con las palabras de una alumna.



En la película encontramos diferentes situaciones reales que nos podemos encontrar en las aulas y como profesores tenemos que tener cuidado.
1. Una estudiante que se niega a participar en clase al sentirse intimidada y presionada por el maestro.
2. El arresto de la madre de uno de los mejores estudiantes del colegio, que coincide con el embarazo de una profesora.
3. El bajo rendimiento académico general.
4. La falta de motivación por parte de los alumnos.
5. Los conflictos sociales, dentro y fuera del aula. La agresión.
La clase podría considerarse una película documental, por la realidad de sus escenas, por la ausencia de música, si quiera tiene presencia en los créditos.
Sin duda más allá del entretenimiento el cine es un poderoso recurso informativo como vemos en esta película, gracias al que se accede a conocimientos culturales, prácticos, incluso científicos así como tiene la capacidad de hacer reflexionar al espectador, de posicionarse y de desarrollar juicios críticos, por ejemplo analizando los estereotipos que aparecen. El cine involucra al espectador, tanto en la dimensión cognitiva como en la afectiva, social haciéndonos participes.
La educación podría recuperar su "sentido", y el cine puede colaborar ayudando a los educadores a enterarnos antes que el resto de cómo se presenta la realidad, y a ver las soluciones que este ofrece, en este caso situaciones que nos podemos encontrar en el aula.




1 comentario:

  1. Elena Arribas dice:

    Hola, me gustaría complementar el comentario de Carol escribiendo unas líneas de por qué considero que “La Clase” es una excelente película para ver con alumnos de E.S.O., al margen de lo interesante que es desde el punto de vista de futuros profesores en los que nos vamos a convertir.

    Es una película que habla de ellos, permitiéndoles convertirse en observadores de la clase de “al lado”, y a la vez tener la sensación de que les están poniendo un espejo enfrente.

    Los personajes son presentados por medio de su comportamiento y su forma de expresarse entre ellos y con el profesor dentro del aula.

    El visionado de la película puede servirnos como un excelente instrumento para poder hablar de:

    •Diversidad: dentro de nuestra aula (nacionalidades, “tribus”…) ver si los alumnos se han sentido reflejados o si piensan que su clase es distinta o no a la de la película.

    •Resolución de problemas: Reflexionar cómo hubieran ellos resuelto las situaciones que se presentan en la película.

    •Respeto: Debatir sobre el respeto entre los alumnos y de estos hacia el profesor.

    Es un película excelente ya que nos muestra una realidad sin artificios ni juegos lacrimógenos, lo que nos permite llegar a plantear temas de relevancia para la formación educativa y personal de nuestros alumnos.

    ResponderEliminar