sábado, 2 de febrero de 2013

EN EL NOMBRE DEL PADRE


Por: Ana María Abellán 

En el nombre del padre, es una película dirigida Jim Sheridan clasificada como drama, en este caso drama político. Cuenta, como en 1974 tras un atentado del IRA en Londres, cuatro jóvenes son cogidos como cabezas del incidente, por estar en el lugar inadecuado en el momento perfecto y sobre todo, por su condición de norirlandeses. Los interrogatorios y la presión hacen que los jóvenes confiesen un crimen que no habían cometido, más tarde, algunos de sus familiares también serán detenidos como cómplices del atentado, está basada en una historia real, la de los llamados "cuatro de Guildford".


Hay que tener en cuenta la situación que se narra en la película, en la que Irlanda del Norte pasaba por un conflicto interno bastante relevante y aunque el punto álgido de este conflicto se dio en 1972 con 479 muertos ha continuado hasta nuestros días con un total de 3559 con su última muerte en 2011.
Esta película tiene una muy buena ambientación de la Irlanda de los 70, no es de extrañar que títulos como Billy Elliot se hayan basado bastante en este aspecto y aunque mucha parte de la película se trata en el interior de la cárcel, se ambienta perfectamente con la música del momento, nombres tan relevantes como Patty Smith, Bob Dylan, Ray Davies, Jimi Hendrix o Sinead O´Connor forman parte de su banda sonora. También juegan un papel fundamental a la hora de ambientar, las intervenciones de elementos como películas, en una de las mejores secuencias, los presos se encuentran viendo El Padrino con esa B.S.O de Nino Rota de fondo, muy idónea para situarnos, pues la película se estrenó tan solo dos años antes de la fecha con la  que comienza la película.


Además de la ambientación, la actuación sobre todo del protagonista es excelente, bien es sabido la obsesión de Daniel Day Lewis por  meterse totalmente en el papel que va a realizar llevándole a hacer cosas totalmente descabelladas, pero eso le sirve para hacer actuaciones tan buenas como esta.
El principio de la película tiene un ritmo muy bueno, éste disminuye cuando la acción central es en el interior de la cárcel y tras la muerte del padre del protagonista, en ese momento se evoca al desconcierto y desamparo también por medio del montaje y aunque de forma intencionada, conforme la película avanza, se vuelve mucho mas lenta, por lo que podría ser un inconveniente al ponerla en un aula.
La película muestra violencia en diversas ocasiones, pero no es violencia gratuita pues   durante todo el film se critica el abuso de poder mediante este medio , por lo que no creo que éste sea un problema para poder proyectar en el ámbito escolar.
Creo que ésta es una buena película para tocar la transversalidad, primero porque es un hecho real, histórico, además se atiende bastante bien a temas como la administración de justicia, el derecho penal, los atenuantes penales y la confesión e independientemente de esto, la película es un grito a las ganas de crecer, de superación y sobre todo de creer en ti mismo








No hay comentarios:

Publicar un comentario