sábado, 16 de febrero de 2013

WIN WIN (2011), Thomas McCarthy


Por Carlos Antonio Ortiz

Win Win, titulada “Ganamos Todos” en España, es una película estadounidense de 2011 escrita y dirigida por Thomas McCarthy. La cinta está protagonizada por Paul Giamatti, Alex Shaffer y Amy Ryan.
Mike Flaherty (Paul Giamatti), un abogado de Nueva Jersey vive junto a su esposa Jackie (Amy Ryan) y sus dos hijas. Debido a problemas financieros, Mike decide asumir la tutela de uno de sus clientes, Leo Poplar (Burt Young), con tal de recibir dinero a cambio. Y aunque promete ante un juez que dejará a Leo viviendo en su casa, Mike lo lleva a un asilo de ancianos.
Tras esto, Mike descubre que Leo tiene un nieto, Kyle (Alex Shaffer), que huyó de la casa materna en Ohio debido al maltrato que recibía del novio de su madre. Dado que Leo -ya en el asilo- no se puede hacer cargo de Kyle, Jackie decide alojarlo en su casa. Mike intenta contactar con la madre del joven, pero descubre que está en una clínica de rehabilitación de drogas.


Además de abogado, Mike es el entrenador de un equipo escolar de lucha libre sin mucho éxito. Kyle pide a Mike entrenar con los demás miembros del equipo y demuestra que tiene talento para el deporte. Kyle comienza a participar en torneos de lucha libre y se vuelve más cercano a la familia de Mike.
Un día Kyle descubre que su madre-Cindy- quiere verlo. En su lugar, Mike habla con Cindy y le explica que su hijo se ha adaptado a la nueva escuela y al equipo de lucha libre, por lo que le pide que permita a Kyle quedarse algunas semanas hasta que termine el torneo estatal. Cindy acepta. Sin embargo, al día siguiente Cindy va a la oficina de Mike con una abogada para hacerse cargo del cuidado de Leo…
Aunque la sinopsis se complica un poco, la película resulta entretenida desde el principio. El argumento es complejo pero enmarcado en la vida de gente sencilla. No es fácil puesto que obliga al espectador a que se posicione a favor o en contra de las decisiones de los personajes. En cuanto a temas transversales hay posibilidades para generar debate en los conflictos morales del protagonista y en los del joven Kyle con su madre. Su mayor valor artístico se encuentra en el guión, que fue nominado a varios premios. El ambiente general de cotidianidad se apodera poco a poco del espectador inadvertido, que acaba tomando parte en los conflictos de los personajes y sintiendo su alivio o su pesar al resolverse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario