jueves, 30 de enero de 2014

BLOW UP

Por Carla Rueda Villa

Una de las películas que creo que podrían resultar interesantes como recurso artístico educativo es Blow-Up, del director Michelangelo Antonioni (1966), trata sobre la daptación de un cuento de Julio Cortázar.
La película narra la historia de un fotógrafo que, tras realizar unas tomas en un parque londinense, descubre al revelarlas una forma irreconocible que resulta ser un cadáver. Fue premiada en el Festival de Cannes con la Palma de Oro.  A mi me hizo reflexionar sobre la percepción de lo real, el consumismo, la alienación por las modas y  la automatización de los individuos.
Utilizando esta película como recurso educativo en el aula, contribuimos a que los jóvenes (entre 13 y 17 años) se familiarizen con los conceptos relacionados con las imágenes y la cámara fotográfica. Aprendan el funcionamiento de estas de un modo práctico y creativo, a través de ejercicios de observación de su entorno, y teniendo en cuenta aspectos como la composición y el encuadre, de forma que empiecen a hacerse preguntas cada vez que vean una imagen o vayan a hacer una fotografía, ayudándoles a que se desarrollen plenamente en sociedades actuales, incrementando su inteligencia visual y ampliando su espíritu creativo.
Dentro de los contenidos que podemos trabajar después de utilizar este recurso, están por ejemplo, el de analizar el papel que ocupa la fotografía en las sociedades actuales, conocer los elementos básicos del lenguaje visual, los aspectos técnicos básicos de la fotografía. Descubrir el poder de expresión de la luz en la imagen fotográfica y orientar el desarrollo de la imaginación hacia la creación de imágenes fotográficas, comprender los aspectos técnicos y estéticos de la fotografía, para crear mensajes visuales sencillos.
Esto les ayudará en las actividades que realicen, para potenciar el desarrollo de sus habilidades necesarias en la representación visual de ideas; el conocimiento y gestión del pensamiento propio, tratando por ejemplo temas del mundo de la imagen como preguntarse que son las imágenes y para qué sirven. Normas básicas de composición, encuadre y planos. Técnica fotográfica y la importancia de la luz, qué quiero fotografiar y cómo lo hago, cómo seleccionar, ordenar y archivar mis propias fotografías.
Además en la película encontramos un cuidado excepcional en la elección de los colores, en el lugar que ocupan en el encuadre y en el diálogo, la ciudad sirve como escenario para el protagonista, Londres como capital de la estética pop, en la obra del fotógrafo observamos que el grano de la película fotográfica es enorme después de las ampliaciones llegando a parecer pinturas abstractas ( como las que realiza Bill el amigo pintor de Thomas).
La narración se sitúa fuera de la acción, esperando que algo ocurra ante la cámara, en la mayoría de las secuencias, primero se muestra el espacio vacío y, tras unos instantes, el personaje o personajes entran en cuadro, y de la misma manera, espera a que salgan de cuadro para dejar el espacio vacío. Esa sensación de espera, de deambular...es muy inquietante, en la escena del partido de tenis sin pelota la realidad no es más que una construcción social, abriendo la confusión entre el ser y el parecer.
El objetivo de todo fotógrafo cuando dispone de un proyecto listo para ser difundido, es tratar de llegar al mayor número posible de receptores. En este sentido, los proyectos multimedia, por la naturaleza de su visionado y por las posibilidades de difusión masiva, se configuran como una de las mejores opciones para el fotógrafo. La película nos ayuda a que obtengan un primer acercamiento a la fotografía y una forma de descubrir las posibilidades comunicativas que ofrece.

2 comentarios: