jueves, 30 de enero de 2014

RETORNO A BRIDESHEAD

Por Juan José Martínez Ruiz



Director: Julian Jarrold
 Guión: Jeremy Brock, Andrew Davies (Novela: Evelyn Waugh)
Música: Adrian Johnston
Fotografía: Jess Hall
Reparto: Michael Gambon, Emma Thompson, Matthew Goode, Ben Whishaw, Greta Scacchi, Hayley Atwell, Felicity Jones


ARGUMENTO
Durante la Segunda Guerra Mundial, Brideshead, una gran mansión inglesa, se ha convertido en destacamento militar británico. Allí vuelve, ahora como soldado, Charles Ryder, que evoca los viejos tiempos en los que él era casi un miembro de la familia Marchmain, propietaria de la mansión.
El argumento gira alrededor del personaje de Charles, un joven de clase media con aspiraciones a artista, que comienza sus estudios en Oxford donde conoce a Sebastian, de origen aristócrata, y gracias a su amistad, termina accediendo al círculo familiar. El film está planteado de una forma ambigua, subjetiva, las vivencias de la familia Marchmain son vistas a través de Charles, un personaje que se sitúa entre la atracción que siente Sebastian por él, al mismo tiempo que él mismo se siente atraído por su hermana Julia, ante la desaprobadora mirada de su madre. Una madre posesiva y autoritaria que utiliza la fe católica como instrumento de control en la vida de sus hijos.
El marco general, aunque ha sido ya tratado en otras ocasiones, familia de clase alta y joven atraído por un mundo hasta ese momento ajeno a él, permite describir de manera elegante una historia de gran calado, ofreciendo al espectador todos los ingredientes de la historia pero dejando que sea éste el que juzgue o sienta compasión por los personajes que nos muestra.


GUION / INTERPRETACION
Nos encontramos ante una adaptación, que aunque introduce ligeros cambios respecto a la novela original, se puede considerar respetuosa y elegante. Cuenta con un guion muy cuidado y bien adaptado, que retrata con detalle a los personajes a los cuales deja tiempo y reposo para que se vayan construyendo. La obra mezcla el amor, la amistad, los intereses y la religión y todo con un ritmo pausado, que no lento, lleno de buenos diálogos.
El objetivo del film no es provocar la emoción o el sentimiento sensiblero del espectador, en momentos puede incluso llegar a resultar fría o distante.
En cuanto a los actores podemos hablar de un elenco de calidad. Comenzando por el trío protagonista, Charles interpretado por Matthew Goode, es el clásico héroe romántico, con cierta vuelta de tuerca, que lleva todo el peso de la cinta con aparente facilidad. Hayley Atwell que resuelve de manera solvente el papel de Julia, el más evolutivo de los tres mostrando con claridad las diferentes etapas de maduración de su personaje y Ben Whishaw como Sebastian, que haciendo una buena interpretación es el que me parece más flojo ya que no refleja del todo el paso del dandy inicial al resultado de su autodestrucción, aunque seguramente sea más un problema de adaptación del libro que de actuación.
Y continuando con unos personajes secundarios excelentes. La represiva madre de Julia y Sebastian interpretada perfectamente por Emma Thompson, al igual que el jovial padre exiliado en Venecia por Michael Gambon. Sin olvidar otros personajes que también están bien dibujados como el distante padre de Charles, que ofrece algunos de los momentos humorísticos de la película o también los otros dos hermanos Flyte o el amigo ostentosamente homosexual de Sebastian.


FOTOGRAFIA / MUSICA
En el apartado técnico, “Retorno a Brideshead” aprueba con nota. Su fotografía es espléndida y certera, cuidando cada detalle de cámara, sacando provecho de diferentes tipos de luz (no es lo mismo la luz fría inglesa que la cálida italiana) y sabiendo utilizar muy bien los contrastes.
En cuanto a la banda sonora hay que mencionar la discreta pero efectiva música compuesta por Adrian Johnston, que en momentos nos devuelve a los felices años veinte como en ese salón de baile del transatlántico, o nos acompaña de manera emotiva, y a veces inquietante, con delicadas notas de piano en esa consecución de sentimientos siempre contenidos. Un hilo conductor perfecto para la historia.


AMBIENTACION / LOCALIZACIONES
En esta película hay que destacar el minucioso trabajo técnico de vestuario y ambientación que crean a lo largo del film unos escenarios fastuosos acordes con el lugar y la época, sólo hace falta recordar por ejemplo la fiesta de compromiso de Julia o los carnavales de Venecia.
Las localizaciones se pueden considerar unos personajes más de la película, nos muestran las calles góticas de un Oxford repleto de estudiantes, una Venecia exultante de colorido y románticos canales, el caos de los mercados callejeros de Marruecos… pero por encima de todos ellos la mansión de los Marchmain, Brideshead, con su grandiosa presencia.
Brideshead es en la realidad el Castillo de Howard, una mansión situada en el condado de Yorkshire en Inglaterra, a 40 kilómetros al norte de la ciudad de York. Es citada entre las mejores residencias campestres de la aristocracia británica, tanto por su compleja y monumental arquitectura como por su rico contenido artístico y decorativo. La mayor parte del edificio se construyó entre 1699-1712.
El castillo ha sido utilizado como decorado en otras películas y series de televisión. Fue Brideshead en la serie que se hizo en los años ochenta con Jeremy Irons como protagonista y también por ejemplo fue escenario del film Barry Lyndon, Stanley Kubrick (1975).
Hay que recordar que además del castillo posee unos magníficos jardines, con sus fuentes majestuosas y pabellones usuales en la época de su construcción, y la película sabe aprovechar con sutileza sus impresionantes paisajes.


POSIBILIDADES A NIVEL EDUCATIVO / TEMAS TRANSVERSALES
Literatura: nos acerca a una de las mejores novelas inglesas del siglo XX.
Lenguaje cintematográfico: buena muestra de diferentes tipos de plano, fotografía, guion…
Historia, religión: comparación de nuestra época con principios del siglo XX.
Relaciones sentimentales, homosexualidad, construcción de identidad personal.
Relaciones familiares, matrimonio.
Adicciones, alcoholismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada