viernes, 7 de febrero de 2014

Uno de los nuestros

Por Elena Montes

Título original: Goodfellas
Año: 1990
Duración: 148 min.
País: Estados Unidos
Director: Martin Scorsese
Guión: Nicholas Pileggi, Martin Scorsese (Novela: Nicholas Pileggi)
Música: Varios
Fotografía: Michael Ballhaus
Reparto: Robert De Niro, Ray Liotta, Joe Pesci, Lorraine Bracco, Paul Sorvino, Debi Mazar, Mike Starr, Tony Darrow, Frank Sivero, Frank Vincent, Chuck Low, Frank DiLeo, Clem Caserta, Illeana Douglas, Melissa Prophet, Samuel L. Jackson, Michael Imperioli, Tobin Bell, Billy L. Sullivan, Frank Adonis, Louis Eppolito, Victor Colicchio, Isiah Whitlock Jr., Tony Sirico, Vincent Pastore
Productora: Warner Bros.
Género: Thriller. Drama | Mafia. Crimen. Años 70. Años 80. Película de culto. Basado en hechos reales

Uno de los Nuestros es mafia, amistad, traición, robos, cocaína, pistolas, ropa hortera, tacos, palizas, cuchillazos, sexo, anarquía, helicópteros….
Dirigida por Martin Scorsese en uno de los puntos altos de su carrera, Uno de los Nuestros nos ofrece un retrato de lo que podríamos llamar (Italian) American way of life, es decir la vida de un grupo de mafiosos en su mayoría italo-americanos en Estados Unidos durante las décadas de los 70 y los 80. Y lo hace de un modo exhaustivo, no se conforma con mostrarnos sus robos, amenazas o asesinatos, lo que podría ser a priori el lado más atractivo de la vida de estos tipos,a lo largo de Goodfellas también podemos ver a estos tipos en su vertiente más cotidiana. Los observamos discutiendo con la mujer, visitando a sus madres o yendo a hacer la compra. Y todas esas situaciones terminan repercutiendo en sus vidas al mismo nivel que sus golpes.
El protagonista, Henry Hill, está alejado de las otras figuras míticas del cine de gánsteres moderno. No tiene nada que ver con el casi omnipotente Michael Corleone que Coppola retrataba en El Padrino o el ansioso de poder Tony Montana del remake de Scarface. Es un mafioso de segunda que vive el día a día sin grandes planes, que se dedica a eso  por la admiración que ha experimentado desde niño creciendo rodeado de ellos y que su objetivo en la vida es no ser un don nadie.
La cámara de Scorsese sigue las andanzas de Hill y su círculo de amistad de modo casi documental (hay que recordar que está basado en hechos reales), pero sin distancias, colocándonos en el centro de su vida, enseñándonos como es su mundo, para bien y para mal.
Para ello, el director recurre a una narración en off portentosa, trucos de montaje heredados del cine clásico y reconvertidos a su propio estilo, un reparto donde los actores personifican tanto a quienes interpreta que muchos quedaron encasillados o al menos la imagen que el público tiene de ellos es la de esta película, y una selección musical espectacular que impregna nuestro cerebro del eco de los años que reproduce.
Desde la perspectiva educacional, si bien es cierto que en un primer momento Uno de los nuestros, no parece la película ideal para enseñar en clase por todos los excesos que muestra, de ella pueden extraerse algunos ejemplos educacionales interesantes.Por un lado vemos un retrato perfecto de un grupo social, con sus costumbres, ideología y códigos de lealtad muy marcados. Asistimos también el resultado de sus acciones y en que desemboca su estilo de vida: o son asesinados  o acaban en la cárcel. Sociológicamente es muy interesante presenciar desde el propio núcleo del grupo todas las vicisitudes que lo rodean. Puede ser interesante establecer un debate de tinte ético con los alumnos sobre la película y ver si son capaces de discernir de ella lo correcto y lo incorrecto en el comportamiento del individuo.
Por otro lado, artísticamente es una película muy útil a nivel educacional. Muestra el empleo ejemplar de recursos como la voz en off, el empleo de música y el montaje al servicio de la historia.
En definitiva, Uno de los Nuestros es una película que reune la excelencia tanto en  la forma como en el contenido, lo que hace sea una película ya mítica. Un clásico que ha influido a las generaciones posteriores del cine mundial. Ya sean norteamericanos, coreanos, brasileños, franceses o hongkoneses.
El vídeo que os dejo es un ejemplo y resumen perfecto de la película. Vemos en plano secuencia a  Henry Hill entrando a un famoso local por la puerta de atrás y llegando a primera fila a base de dar dinero y respeto (más bien miedo). Es decir haciendo las cosas a su propio modo.

2 comentarios: