viernes, 16 de enero de 2015

El discurso del rey

Por M.B.

Sinopsis.

El duque de York se convirtió en rey de Inglaterra con el nombre de Jorge VI (1936-1952), tras la abdicación de su hermano mayor, Eduardo VIII. Su tartamudez, que constituía un gran inconveniente para el ejercicio de sus funciones, lo llevó a buscar la ayuda de Lionel Logue, un experto logopeda que consiguió, empleando una serie de técnicas poco ortodoxas, eliminar este defecto del rey.
La película ha sido reconocida con numerosos galardones destacando sus 4 Oscars en las categorías más relevantes: mejor película, mejor director para Tom Hooper, mejor actor para Colin Firthy el mejor guión para David Seidler.

Posibilidades educativas.

Me parece una película muy pertinente para proyectarla en el aula a alumnos de la ESO o bachillerato, su argumento es sencillo, en él abunda el diálogo y prescinde de elementos tales como violencia, sexo y efectos especiales. No por ello pierde el ritmo narrativo (no por ello debería perderlo), ni deja de ser entre otras considerables cualidades, una película muy divertida.
En primer lugar la película es una herramienta para aprender competencias lingüísticas, concretamente el inglés.
‘El discurso del rey’ está enmarcada en la historia de Inglaterra y Europa. Por este motivo durante el filme se atisba ligeramente la convulsa situación política del momento, así como la lucha de este rey contra la Alemania de Hitler y el inicio de la segunda guerra mundial. Por lo que supone un acercamiento del alumno hacía la historia. Además, Lionel (el logopeda) y sus dos hijos muestran una gran afición a la literatura, de esta forma las alusiones realizadas a figuras de este ámbito de la culturaresultan interesantes en el aula.
No obstante,es en los valores transversales donde veo más posibilidades y lo más interesante de la película en el ámbito educativo. Habría que destacar dos asuntosr elevantes:

  • Capacidad de superación del personaje del Rey Jorge VI. 
  • El sentimiento que se fragua entre los personajes principales: la amistad.

Es necesario matizar que la película trata estos dos temas de manera honesta, solemne, es decir, sin recurrir a sentimentalismos.


El Rey Jorge VI es un hombre de mal carácter a priori, pero que esconde una enorme ternura, ésta última va evidenciándose a la lo largo de la película a medida que crece su amistad con el logopeda. Lionel (el logopeda) va descubriendo sus miedos y lo arrastra inconscientemente hacía un personaje más noble; podríamos decir que el Rey es contagiado por Lionel de su optimismo, de su delicadeza, y lo que esmás importante para él: de la confianza en uno mismo.

"Dígamelo a mí, como a un amigo" 
Lionel, dirigiéndose al Rey. 1:40’


Pero el alumno al que vamos a mostrarle esta película, no solo percibirá la amistad como una cualidad que sirve para ennoblecer las cualidades del rey (al que el logopeda insiste en llamar por su apodo: Bertie) si no que en la película se muestra como una virtud recíproca. Igualmente para Lionel Logue supondrá un reto completamente nuevo, en el que tendrá que construir férreamente el amor propio y la confianza en sí mismo para superarse ahora en su propia batalla

"Gracias Logue, buen trabajo, amigo mio" 
Bertie, diriéngose a Lionel.1:49’

No hay comentarios:

Publicar un comentario