lunes, 2 de febrero de 2015

El mago de Oz

Por Jucann

Basada en un cuento de Frank L. Baum, la película narra la historia de Dorothy, una niña que vive con su tía en una granja de Kansas y que sueña con viajar “más allá del arco iris”. Un día sus sueños se hacen realidad cuando un tornado arranca su casa con ella dentro, transportándola al mundo de Oz.  Al aterrizar su casa cae sobre la malvada bruja del Este y en consecuencia su hermana, la malvada bruja del Oeste jura vengarse. Aconsejada por la Bruja buena del Norte, Dorothy emprende el camino hacia la ciudad de esmeralda acompañada por su perro Totó, donde vive el todopoderoso mago de Oz. Por el camino entabla amistad con el espantapájaros que busca tener un cerebro, el hombre de hojalata que quiere un corazón y el león cobarde que desea ser más valiente. Todos estos personajes deciden acompañarla en su aventura, esperando que el gran mago pueda ayudarles a resolver sus problemas. Al final del camino y tras derrotar juntos a la bruja, consiguen ver al mago, quien resulta ser un fraude pero que les da las claves para cumplir sus deseos. Al final Dorothy despierta otra vez en Kansas rodeada de su familia y amigos: quizás todo había sido un sueño.

La aplicación educativa de esta película es variada y extensa debido al evidente carácter simbólico aludiendo a distintos temas que se van anudando con la historia principal que pueden colaborar al desarrollo personal del alumnado espectador, en un análisis  conjunto de docente y discentes.
El primer contenido al que hace referencia la película es la diversidad.  La historia principal se desencadena cuando Dorothy ha de huir de la granja ante la amenaza de la vecina propietaria de matar a su perro. Frente a este primer mundo de la granja de Kansas, dónde  predomina el encasillamiento jerárquico de los roles y las normas impuestos por el más adinerado, la protagonista descubrirá una realidad al otro lado del arco iris donde todos  los seres tienen cabida. El primer y más radical ejemplo estará representado por la ciudad en la que aterriza , habitada por enanos: ellos representan a  los otros, a todos aquellos que en el mundo real son apartados, ocultados y olvidados por ser distintos, pero que en este lugar, son los protagonistas.
Todos los personajes que conoce Dorothy aluden, de una u otra forma, a este concepto de diversidad desde un enfoque más intimo relacionado con la identidad, creando un paisaje que disuelve el concepto de “normalidad”  y se centra en las diferencial individuales dentro de los colectivos, que son un ejemplo añadido de valores y conductas relevantes poco valoradas en nuestro mundo.
El espantapájaros, que frente al concepto extendido de la inteligencia como una cuestión puramente académica y convergente, posee una inteligencia emocional y  crítica  que a través de una duda permanente induce a reflexionar sobre la realidad tal y como nos la imponen e invita a desarrollar una mirada propia y a desarrollar la capacidad del extrañamiento como formas para acceder al conocimiento.
El hombre de hojalata se une al grupo porque piensa que no tiene corazón. Simboliza la relación entre la apariencia física y el interior de cada uno. Juega el papel de todos los que miran a través del aspecto exterior, ignorando que las capacidades no se encuentran en la forma, sino en la persona.
El león cobarde, finalmente, alude a la existencia de los roles establecidos en los que el varón debe ser fuerte y no tenerle miedo a nada ni nadie, renegando de sus sentimientos. Es un león empático que reconoce y asume sus miedos,  que siempre encuentra el valor para ayudar a sus amigos, pero que se siente marginado por una sociedad, al no poder representar lo que se espera de él. La relación evidente en este caso con el mundo de la homosexualidad es extrapolable a cualquier otra diferencia no aceptada.
De hecho, también el Mago de Oz es un personaje híbrido, un nómada que habita en una caravana, que debe disfrazarse de “todopoderoso” en una tierra de extraños para evadirse del mundo real. A costa de no aparecer nunca en público, ni relacionarse directamente con nadie, consigue engañar a todo un pueblo de Oz, mediante un sistema de espejos y proyecciones que da un juego muy rico en los comentarios sobre la forma en la que aparecemos: maquillaje, peluquines, tacones...
Evidentemente, todos estos personajes contribuyen a descubrir explícitamente en la película el valor de la amistad, la sinergia y  el trabajo colaborativo en el que todos son imprescindibles y que es el único modo de conseguir con éxito los objetivos. Respecto a este mismo tema, es importante destacar la cuestión del género, en el que no sólo la miembro femenina desarrolla un papel fundamental, sino que las lecturas son difusas y poco determinadas en cuanto a la dualidad hombre-mujer. Evidentemente la película muestra el empoderamiento femenino con una historia absolutamente estructurada por mujeres: Dorothy, la tía Emma, la bruja buena del Norte y la bruja mala del Oeste, relegando al resto de los géneros a un segundo plano.
El personaje de la bruja mala del Oeste representa la idea de los miedos que nosotros mismos nos creamos  en base a las experiencias y las creencias introducidas en nuestra infancia. Pero la película también muestra cómo somos nosotros mismos los que finalmente tenemos que enfrentarnos a ellos haciéndolos desaparecer y restándoles importancia como “si los diluyéramos en agua.”
De hecho, la bruja buena, simboliza nuestra propia conciencia; nuestro propio yo que se revela al final de la historia cuando le indica a Dorothy, que ella siempre podía haber elegido el momento de volver a Kansas, simplemente chocando los chapines rojos que llevaba. Tenemos dentro de nosotros unas capacidades que desconocemos y que no usamos.
Existen otros temas transversales que pueden ser explicitados cuando aparecen de manera puntual en varias ocasiones: por ejemplo el respeto a la naturaleza cuando al arrancarle una manzana a un árbol, éste se enzarza en una pelea con los protagonistas tirándoles más manzanas. La Naturaleza como un concepto vivo al que hay que cuidar y que las acciones del ser humano sobre ella, siempre tienen sus repercusiones, positivas o negativas.
No exenta de filosofía, podemos observar cómo la historia plantea diversas cuestiones sobre el imaginario colectivo en torno a temáticas duales respecto al bien y al mal,  a lo real y lo imaginado, a lo que se tiene y lo que se desea.  En este sentido, por ejemplo, la película muestra un caballo que cambia continuamente de color: la flexibilidad, la posibilidad de cambio a lo largo del tiempo, la incertidumbre, es mostrada en todo el recorrido .
El acceso al extrañamiento como sistema para poder analizar la realidad  - que ya la habíamos visto antes sugerida por el espantapájaros - se desarrolla  de nuevo, cuando tras andar incansablemente por el camino marcado de baldosas amarillas, Dorothy y sus compañeros deciden ir a través del prohibido campo de amapolas en el que tras quedar profundamente dormidos, al despertar  divisan por primera vez la ciudad de esmeralda. Es la muestra de lo que significa en ocasiones abandonar el camino seguro y dictado por otros y encontrar nuestra propia deriva, no sin una dosis de riesgo e inseguridad.
Finalmente desde el análisis específico de nuestra materia, podemos analizar conceptos relacionadas con la enseñanza en las artes plásticas y visuales. Evidentemente el color es el tema fundamental de la película. Desde la diferencia obvia que hay entre las escenas de Kansas emitidas en sepia y las de Oz, para las que se usó de manera innovadora el technicolor (que intenta manifestar que la vida tiene más colores que los que te han dicho, pero para descubrirlos a veces tienes que dejar libre la imaginación de prejuicios, enfrentarte al orden establecido y abandonar el color seguro) hasta los tratamientos parciales de distintos elementos y escenarios que están atados a un simbolismo evidente y rotundo: el camino amarillo, los chapines rojos, el mago verde, el caballo que cambia de color, la bruja negra, ....
Por supuesto, la escenografía, los espacios arquitectónicos, el vestuario, los objetos....todo puede ser analizado detenidamente y sorprenderse una y otra vez . La película y la banda sonora merecieron  dos oscars . A pesar de la fecha de realización, es un producto contemporáneo que es importante  descubrir  a los alumnos y no dejarla caer en el olvido ni en el almacén de películas de culto que la mayoría de los jóvenes no descubren hasta pasados muchos años o quizás nunca. 

1 comentario:

  1. Interesante análisis para una película que, con ese planteamiento, sería más adecuada para un curso monográfico, por su`puesto, sobre la propia película.

    ResponderEliminar