sábado, 5 de diciembre de 2015

Wiplash

Por Cristina Valencia

Sinopsis

La película narra la historia del joven estudiante de música Andrew Neiman (Miles Teller), que lucha por ascender en su carrera como batería de jazz. Alumno del prestigioso Conservatorio de Música de la Costa Este, considerado el mejor del país, Andrew conseguirá acceder a la banda principal orquestada por Terence Fletcher (J.K. Simmons). El perfeccionista director es conocido por los duros y abusivos métodos de enseñanza con los que persigue sacar el máximo potencial de sus alumnos. El extremismo de dichos métodos, sumados a la obsesión de Andrew por convertirse en uno de los mejores, acabarán llevando al protagonista al límite de su integridad física y moral.


Análisis

El film, dirigido por Damien Chazelle, versa sobre varios temas que, a pesar de no ser originales en este medio, siguen generando controversia y diversidad de opiniones. Wiplash habla de la pasión obsesiva, del sacrificio, de la superación personal y, ante todo, de métodos de enseñanza. ¿Hasta dónde puede o debe llegar alguien para alcanzar su máximo deseo? Esta podría ser una de las preguntas centrales que la película plantea, sin embargo se abren colateralmente otro tanto de cuestiones: ¿el genio nace o se hace?, ¿es necesario sacrificar cuerpo y alma en aras del arte?, ¿debemos seguir en la cultura del esfuerzo pasando por encima de la fragilidad y debilidades humanas?, o ¿realmente...si quieres puedes?
Para ponernos en bandeja todas estas reflexiones, Chazelle se sirve de un guión dinámico cuya narrativa siempre avanza. Partiendo de un suave comienzo, la trama se acelera a través de una sucesión in crescendo de escenas hasta llegar a uno de los momentos climáticos de la película. Tras ese punto la intensidad decrece sutilmente hasta reinventarse en un soberbio desenlace. Austero en efectos especiales, el trabajo de este director pone de manifiesto el triunfo del cómo sobre el qué. La composición de planos, en la que destacan los planos cortos, pone énfasis en los elementos principales del argumento, tales como instrumentos, sudor y sangre. A destacar el manejo de la cámara en escenas como el diálogo visual que se genera entre maestro y alumno en una de las secuencias finales de la película. Partiendo de esta materia prima se elabora el trabajo de montaje de Tom Cross (ganador del Óscar), que consigue imprimir a la película un ritmo adaptado a cada situación, vertiginoso por momentos y calmado cuando es necesario. Mediante secuencias de tiempo justo, se logra mezclar la intensidad musical con la visual en una edición que parece cuadrar con cada golpe de tambor.
Acompañando al eje central sobre el que versa la película, la música, nos encontramos con una magnífica banda sonora gracias a las composiciones de Justin Hurwitz y al tratamiento de sonido por parte de Thomas Curley, Craig Mann y Ben Wilkins, trabajo que otorgó al equipo el Óscar en el 2015. Acorde al ambiente sonoro se nos presenta una atmósfera austera y brumosa, fotografía apoyada por una iluminación baja que enfatiza los instrumentos y a sus intérpretes, y que proporciona una adecuada dimensión al drama en combinación con el desarrollo musical.
Como colofón a todos estos elementos nos encontramos con las magistrales interpretaciones de los dos actores principales, Miles Teller y J.K Simmons, ganador del Óscar al mejor actor de reparto ese año. Ambos trabajos consiguen llevar al espectador por un amplio recorrido de estados emocionales y acompañar a los personajes en su evolución por el juego de dominio, sumisión y humillación que  plantea la película. Frente a la veraz representación de la tiranía y el poder que encarna Simmons encontramos el extraordinario trabajo del actor protagonista, que se desdobla a partes iguales entre la contención y la expresión descarnada de quien rebasa los límites de la moralidad.



Propuestas educativas

Introducción a los conocimientos técnicos e históricos del lenguaje cinematográfico. Elementos que lo componen: guión (componente literario), planos, secuencias, movimientos de cámara y montaje. La importancia del ritmo narrativo.

Realismo cinematográfico vs cine fantástico.

La imagen en movimiento. Acercamiento al tema de la percepción visual.

La música y el ambiente sonoro como recurso cinematográfico potenciador de estados de ánimo.

Análisis de personajes. Estudio de patrones de comportamiento.

Profundizar en la idea de cinematografía como vehículo de transmisión de mensajes y cultura.

Debate sobre la idea de éxito.
  • ¿El fin justifica los medios? Competitividad, abuso de poder y métodos de enseñanza.
  • El narcisismo y la necesidad de reconocimiento en el otro.
  • Sacrificar el presente en pro del futuro.
  • La discriminación sexual.
  • Salir de la zona de confort. Conformismo vs la toma de riesgos.
  • Relaciones paterno-filiales. Los progenitores modelo/anti-modelo.

Reforzar la práctica del inglés con un visionado en versión original.

Música: historia y estilo principales. Clasificación de instrumentos.

Música y matemáticas. ¿Cuál es su relación?.

Investigación sobre la historia del jazz. El crítico y estudioso alemán Joachim-Ernst Berendt, en su obra El jazz: de Nueva Orleans al jazz rock, señala:

“El jazz es una forma de arte musical que se originó en los Estados Unidos mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de Occidente. El ritmo, el fraseo y la producción de sonido, y los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos”. https://es.wikipedia.org/wiki/Jazz



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada