jueves, 11 de febrero de 2016

Dersu Uzala (1975) de Akira Kurosawa

Por Paola Ros Bartolomé


Se trata de la adaptación al cine llevada a cabo por el director Akira Kurosawa del libro autobiográfico de viajes del explorador ruso Vladímir Arséniev,  en el que cuenta sus vivencias como cartógrafo en la taiga





siberiana junto a un anciano cazador de la tribu de los Hezhen a principios del siglo XX.
Dersu Uzala es la única película de Kurosawa filmada fuera de Japón, con un reparto no japonés y en un idioma diferente al japonés. También fue su primera película en color y en pantalla ancha.
La película comienza con una visita del capitán Vladimir Arseniev al lugar en el que años atrás enterró a su viejo amigo Dersu, antaño era un bosque pero ahora se encuentra con un aserradero. Desde este punto de partida, toda la trama está contada como un flashback que le da una fuerte nota nostálgica y melancólica a la película, identificando a la figura de Dersu como un símbolo de un tiempo perdido y añorado a modo de elegía.
Podría pensarse que los únicos papeles protagonistas son Dersu y el capitán, sin embargo, Kurosawa hace que la naturaleza tenga tanta importancia como ellos con impresionantes escenas de la majestuosidad y extensión de Siberia y luchas a vida o muerte de dos pequeños hombres frente al poder de los elementos dejándola en un lugar admirable y temible para el espectador.

La película consta de dos partes que narran respectivamente los acontecimientos de dos expediciones, una en 1902 y otra en 1907.
Dersu, interpretado por Maksim Munzuk, es un cazador nómada que vive en armonía con esa naturaleza tan terrible como hermosa, y nos muestra una forma de vivir y de entender la vida pura y primitiva. "Capitán, si cazo lo tengo todo". Los valores que nos transmite son la humildad, la generosidad, la paciencia y el respeto entre muchos otros. Se enfrenta a las vicisitudes con ingenio, valiéndose de su vasta sabiduría y de su lógica para salvar en varias ocasiones tanto su propia vida como la del capitán y su destacamento.


El capitán Vladimir Arseniev, interpretado por Yuri Solomin, es un hombre observador, amable y comprensivo que está al mando de una misión militar para recorrer y topografiar el terreno. Dersu se topa con los militares una noche, que le invitan a unirse a la expedición como guía por su profundo conocimiento del terreno y él acepta.
Primeramente, la mayor parte del destacamento toma poco en serio al cazador, incluso le ridiculizan. No profundizan en el contenido y en la enseñanza de las frases de Dersu, quedándose solo con la superficie que, ciertamente, a falta de un análisis, pueden sonar como disparates de un anciano extravagante, "El fuego, el agua y el viento son gente importante". Con el desarrollo de la trama, Dersu se va ganando la admiración de todo el grupo y entabla una sincera amistad con el capitán. Con cada acción que realiza demuestra su capacidad lógica y de observación, su ingenio y una serie de valores que progresivamente le llevan de ser el guía excéntrico a ser el alma del grupo y la mano derecha del capitán, al que impresiona especialmente, "Dersu me fascinaba, tenía un instinto increíblemente desarrollado fruto d su vida en la taiga, tenía un alma grande y limpia. Se preocupó por alguien que no conocía y que quizá nunca conocería".


Tras finalizar la misión de exploración, los caminos de Dersu y de los demás se separan de manera aparentemente definitiva, pero habiendo dejado una huella inolvidable en todos los miembros del grupo.
Cinco años más tarde, Dersu y el capitán vuelven a encontrarse casualmente mientras este último lleva a cabo una nueva expedición en una región selvática. Pero la alegría del reencuentro dura poco. A lo largo de la aventura el cazador va dando muestras de su avanzada edad, que le dificultan la caza a causa de su visión y le amargan el carácter.
Dersu se ve forzado a matar a un tigre que le obsesionaba y al que llamaba Amba, y este hecho le persigue y le hace sentir culpable, como si algo se hubiera roto en su relación con la naturaleza, dando muestras de compasión y de sensibilidad. Al finalizar la nueva misión, y viendo el estado del cazador, el capitán decide invitar a su amigo a vivir con él y con su familia en Khabarovsk, a lo que él acepta.
Una vez en la civilización, Dersu se ve imposibilitado de cazar, cortar madera o dormir a la intemperie, lo que le frustra y le entristece. Los placeres de la civilización no lo son tanto para Dersu, que se siente aprisionado y acaba por pedir al capitán regresar a su entorno a pasar el resto de su vida.


Los dos amigos se despiden definitivamente, el capitán le regala como muestra de afecto un rifle que le facilite la caza a pesar de sus problemas de vista, a causa del cual el cazador muere tiempo después a manos de unos ladrones que se lo arrebatan.

LA PELÍCULA COMO ELEMENTO EDUCATIVO TRANSVERSAL

Dersu Uzala es un innegable ejemplo de lecciones éticas que se podrían analizar en el aula. Además constituye un clásico del arte cinematográfico mundial y está reconocida por todos los críticos como una de las mejores películas de todos los tiempos, por lo que sería muy interesante analizar todos sus elementos y ahondar en su contexto y en su director.
Posiblemente, al comienzo del visionado de la película, los alumnos tendrían una visión del cazador similar a la que tenían inicialmente los soldados. Con sus piernas arqueadas, sus andares graciosos y sus frases aparentemente inocentes puede dar una impresión algo cómica a ojos de los estudiantes, pero, a medida que va avanzando la trama la película, consigue atrapar al espectador a pesar de su ritmo lento y de sus largos silencios y mostrar la esencia y el valor del personaje.
Ofrece la visión de una forma de vida y de entender la relación con la naturaleza como parte de nosotros mismos muy interesante para los alumnos de hoy en día, tan ajenos a ella en su mayoría. La representa como algo tan imponente como impotente. Imponente por su fuerza salvaje y potencialmente letal, pero impotente ante una civilización actual con unas ansias de poder y de riquezas aparentemente imparables que ya podían atisbarse en la escena en la que el capitán visita el irreconocible lugar donde descansaba su amigo.


Además de sus enseñanzas en base al respeto a la naturaleza, también nos muestra el valor y la riqueza de la amistad entre personas de diferentes culturas, como lo son el capitán y el nómada; la potencialidad del trabajo en equipo, cuando trabajan conjuntamente para lograr sus objetivos y salvar sus vida; la confianza; el respeto; la nobleza; la tolerancia; la paciencia; el esfuerzo… valores que tan a menudo se echan en falta en la sociedad actual y en especial en los jóvenes.
Sirve como análisis y debate de la contraposición entre la naturaleza y la civilización; el hogar de Dersu y el hogar del capitán; la sencillez y la avaricia; la esencia amenazante del paraíso natural frente a las comodidades de una civilización distópica.
Dersu representa a la naturaleza humana más primigenia con su ingenuidad y falta de maldad, mientras que el capitán y su destacamento representan a la civilización, que comienza por burlarse de Dersu, pasan por admirarle e, irónicamente, al final son precisamente sus exploraciones las que permiten la destrucción del hogar de Dersu y también son la causa de su muerte por la avaricia ajena hacia el único bien material del cazador. Esto puede enfocarse de tal manera que haga plantearse al alumno en qué lado de la contraposición se encuentra y cual le parece más justo, fomentando el análisis de la influencia de la sociedad en cada individuo a todos los niveles, haciéndole consciente de sus ventajas pero también de sus inconvenientes y de su papel y responsabilidad dentro del sistema social.


REFERENCIAS:
http://akirakurosawa.info/forums/topic/dersu-uzala-kurosawas-poem-of-despair/
http://dersuuzala.cba.pl/wordpress/?page_id=82


No hay comentarios:

Publicar un comentario