viernes, 12 de febrero de 2016

LA SONRISA DE MONA LISA

Por Raquel Cánovas



Sinopsis

Katherine Watson  es una profesora de historia del arte que viaja desde California al campus de la universidad de Wellesley en Nueva Inglaterra en el año 1953. Estamos en plena postguerra y la profesora Watson tiene en su clase a las mejores estudiantes del país a las que espera abrir muchas puertas, aprovechando las oportunidades que se les ofrezcan. Sin embargo, poco después de su llegada, Katherine se da cuenta de que la prestigiosa institución es bastante conservadora y parece tener otro tipo de prioridades que no son precisamente académicas. La propuesta de matrimonio de una joven está considerado como un premio mayor que una buena educación. Esta nueva docente cambiará esa mentalidad y las enseñará a pensar por sí mismas abriéndose camino en un mundo lleno de tradición, estereotipos y movido por el “qué dirán”. Sin embargo, a pesar de los intentos de ésta por encontrar un futuro profesional a sus alumnas, Katherine también aprende que debe predicar con el ejemplo y respetar el derecho que tienen sus estudiantes a elegir un camino u otro.

Análisis

El filme nos habla sobre la mentalidad que tenía la sociedad de los años 50 hacia la mujer. Durante la trama, se nos hace reflexionar acerca de los estereotipos, el tipo de educación, los roles creados en una sociedad machista y el papel que adopta la mujer en ella.


Nos viene a decir que el hecho de  que haya un interés por mandar a las mujeres a la escuela está encubierto en realidad por una intención de prepararlas como “las mujeres perfectas” que, como dice claramente la película: “son capaces de sazonar el pollo con una mano y esbozar una redacción con la otra” sometidas siempre al servicio del hombre, donde, su palabra no tiene peso alguno en esa sociedad, donde no se les tenía permitido pensar, opinar ni tener un juicio crítico de las cosas.
Esta película nos relata esa necesidad que tiene la mujer por progresar, por avanzar, por romper esas barreras que la tenían oprimida para poder realizarse no sólo a nivel académico sino también a nivel personal, buscando una vida más allá del matrimonio, de los hijos y del mantenimiento de la casa.
En definitiva, la trama fundamental es la liberación de la mujer, sometida a la condición social femenina de mediados del siglo XX que las chicas universitarias tienen perfectamente interiorizada y aceptada y que la profesora se niega a aceptar, convirtiéndose esta discrepancia en el tema de confrontación principal sobre el que se desarrolla la trama.
En  cuanto a temática, en la película, se tratan temas de todo tipo tales como la educación (tanto académica como personal), la familia, las relaciones personales, relaciones sexuales, religión, historia, historia del arte, arte, cultura, etc.. Pero donde se hace realmente más hincapié es en el tema de la enseñanza y en el del machismo vivido en la época donde ya se empieza a luchar por la igualdad de la mujer.
En ambos casos los dos temas principales van ligados, superponiéndose e interponiéndose a medida que avanza la historia. Cuando trata el tema educación lo hace recalcando la manera que tiene ésta de influir y manipular los pensamientos e ideas de las personas para conseguir implantar una determinada mentalidad o fin, sirviéndose de reglas estrictas de comportamiento, horarios, etc. Siempre enfatizando y promoviendo un aprendizaje por memorización en el que a las alumnas no se les permite pensar, sólo escuchar la exposición del profesor, ya que se limitan a recitar los manuales y libros que aparecen en el programa.



Pero en éste film las jóvenes universitarias de Wellesey se encontrarán de frente con otro tipo de enseñanza que contrastará drásticamente con los modelos establecidos por la universidad y que les hará cuestionarse su futuro más allá del matrimonio,  cambiando su mentalidad de “aquello para lo que han sido educadas”. Esto se hace posible al cruzarse con una profesora de historia del arte, Katherine Watson, que hará que sus jóvenes alumnas piensen por sí mismas, deformando sus conceptos cotidianos y tradiciones para abrirles los ojos ante la tradición que llevan interiorizada.



Utilizando métodos de enseñanzas constructivistas que fomentan el aprendizaje significativo, esta profesora liberal, defiende que el aprendizaje se adquiere utilizando la observación, la crítica, el análisis y el pensar por uno mismo para poder generar así nuevas ideas. Les otorgará nuevas herramientas para poder obtener conocimiento y no sólo quedarse en el hecho de memorizar, les enseña a pensar y a hacer que se cuestionen las cosas, evitando que se limiten a recitar lo que dicen los libros, y enseñándoles a construir su propio juicio crítico  rompiéndoles los esquemas con preguntas tales como ¿qué es arte? y ¿Quién decide que arte y que no?



Pero todas estas técnicas tan innovadoras confrontan con los métodos conservadores de la universidad, que da más importancia a los cursillos prematrimoniales de sus alumnas que a que éstas progresen profesionalmente. La religión, la conducta y un modo de actuar “correcto” priman más en una universidad que prefiere cuidarse por guardar las buenas apariencias que satisfacer las necesidades intelectuales y profesionales de las jóvenes, ya que han de dejarlas en un segundo plano para centrarse en lo verdaderamente importante que es el cuidado de sus futuros maridos.
A nivel técnico nos encontramos con muchos planos generales y planos detalle para enfatizar la escena y situar al espectador. El director, Mike Newell, también juega mucho con los contrastes lumínicos para crear un clima íntimo en algunas escenas y para acentuar el dramatismo en otras, acompañando en algunas ocasiones con planos picados y contra picados para acentuarlo, jugando mucho con la teatralidad. También recurre al primer plano y al plano contra plano para enfatizar una conversación importante para la trama de la película.
En cuanto a la estética de la película, podemos apreciar que predomina una paleta con tonos ocres y pardos, en la que acompañada del vestuario y de la música, el espectador puede transportarse sin esfuerzo a la época de los años 50.



Objetivos y materias transversales:

Seguidamente después del visionado de la película se trataran diversos contenidos y materias transversales:

Estudiar el momento histórico en el que transcurre la película, sacando conclusiones sobre  la mentalidad de los años cincuenta y su forma de vida.

Profundizar y sacar impresiones sobre el papel que tenía la mujer en este período de posguerra.

Reflexionar sobre lo que significa ser hombre y ser mujer en nuestra sociedad; e identificar cómo se enseña a ser hombre y a ser mujer en una sociedad patriarcal de los años 50

Identificar los estereotipos de género presentes en nuestra sociedad y saber de la repercusión de los estereotipos en la vida de las personas.

Identificar los mecanismos cinematográficos que influyen en las emociones.

Contenidos y contenidos transversales de la película:

Sociales
Religión
Ética
Arte
Plástica y visual
Historia del arte
Humanidades
Historia (años 50)
Geografía
Música
Educación
Estereotipos
Machismo/igualdad
Cultura
Educación para la ciudadanía

Propuestas para hacer en el aula

Después del visionado de la película, se les preguntará que les ha parecido la película y que parte ha sido la que les ha gustado más o le ha llamado más la atención.
Temas: Machismo y discriminación de la mujer. Igualdad de derechos y de oportunidades, tanto en la educación como en el mundo laboral.
Áreas y niveles: Educación para la ciudadanía y Educación plástica y visual. 4º E.S.O y Bachillerato.

Sugerencia de trabajo didáctico


  • Debate moderado. Se realizará un debate moderado con preguntas que hagan cuestionarse a los alumnos los diferentes temas tratados en la película y se volverán a formular las preguntas que anteriormente aparecieron en la película, sobre ¿qué es arte, que no y quién dice que lo es? Para que reflexionen sobre esa cuestión.
  • Trabajo de investigación personal: Hacer carteles publicitarios, utilizando métodos y técnicas de dibujo, diseño y pintura, que no sean machistas, donde se promueva la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Posteriormente los trabajos se compararán y se trataran en una próxima sesión para intentar llegar todos juntos a conclusiones.

A modo de conclusión es interesante la recreación del ambiente social de la época, con las chicas del colegio sometidas a las convenciones sin miramientos y viéndolo como algo natural.
Creo que puede ser muy interesante para los alumnos que comparen la situación que se vivía en los 50 con la situación actual, ya que eso les hará ver algunas diferencias y cuestionarse muchas cosas, de entre todas ellas, que no siempre seguir las tradiciones tiene porque ser lo correcto, aunque todo el mundo opine que lo es.
Además me parece muy acertado el enfoque artístico que otorga la película al comparar la situación del aparentar y la mentalidad de los años 50 de mujer perfecta, con la figura de la mona lisa, que parece que sonríe y que es feliz, pero ¿Es realmente feliz o lo parece?

1 comentario: