miércoles, 17 de febrero de 2016

Sufragistas (Sufragette) // Sarah Gavron (2015)

Por Lorena Fernández Prieto


Sufragistas es una película británica estrenada en diciembre de 2015. Se trata del segundo largometraje de su directora, Sarah Gavron.                    
La película cuenta una parte de la historia del movimiento por el derecho al voto femenino en Gran Bretaña. A partir de la creación de un personaje ficticio, Sarah Gavron nos mete en la piel de una militante sufragista, Maud (Carey Mulligan), una mujer de clase obrera que trabaja en condiciones de semi esclavitud en una lavandería. Sus condiciones laborales y vitales corresponden a las de la época: mujeres que comenzaban a trabajar siendo niñas, cobrando sueldos de miseria, mucho más bajos que los de sus compañeros masculinos. Muchas veces sufrían abusos por parte de los patrones, tanto laborales como sexuales. Su vida laboral en las lavanderías no duraba mucho, debido a la toxicidad de los elementos con lo que trabajaban.
La vida de Maud transcurre con normalidad, hasta que un día, mientras entrega un paquete, se ve envuelta en una acción de protesta por el derecho al voto femenino. Las militantes sufragistas tiran piedras a los escaparates, creando un clima de confusión. En medio del alboroto, Maud reconoce a Violet (Anne-Marie Duff), otra trabajadora de la fábrica, y se da cuenta de que es una de aquellas mujeres sufragistas.
A partir de ahí, Maud comienza a cuestionarse su situación y la situación de las mujeres en general y va tomando conciencia de las injusticias que soportan sólo por el simple hecho de ser mujeres. Poco a poco, y no sin reticencias, termina uniéndose al movimiento sufragista, perdiendo por el camino su empleo, su casa, a su marido y a su hijo.


 La película retrata muy bien cómo, en aquella época, visibilizarse como sufragista podía traer muchos problemas, sobre todo siendo una mujer de clase obrera. A las sufragistas se las consideraba como mujeres locas, irrespetuosas con sus maridos, caprichosas, insensatas. Los patrones podían despedirte tan solo con saber que eras “una de ellas”. Las sufragistas sufrían una ridiculización constante por parte de toda la sociedad. Los medios de comunicación las ignoraban, sus demandas y protestas no tenían ninguna repercusión, pues la sociedad creía que eran ridículas y por ello se veían abocadas a una invisibilización constante.

Cartel ridiculizando a una Sufragette
La película tiene sus altos y sus bajos, pero acierta en su representación del movimiento, sobre todo al presentar a Emmeline Pankhurst, la líder de la facción más radical en Inglaterra. Lady Pankhurst ejercía como líder absoluta, a partir de la premisa “hechos, no palabras”. Después de más de 40 años de protestas pacíficas y de intentos de llevar al parlamento la propuesta por el voto femenino -intentos que no tuvieron ningún éxito-, Lady Pankhurst decidió que era hora de cambiar la estrategia. Si protestaban violentamente, generando altercados y desorden público, los medios ya no podrían ignorarlas. Así se creó la National Union of Women Suffrage (NUWS), escisión de National Society for Woman’s Suffrage.

Emmeline Pankhurst hablando en Trafalgar Square
En la lucha por el reconocimiento de su derecho al voto, las sufragistas tuvieron algún valioso aliado, como es el caso de Jacob Bright, un parlamentario que presentó una y otra vez propuestas en la Cámara Baja para ayudar a que por fin las mujeres pudieran tener éxito en su lucha por la conquista de sus derechos políticos. Pero de igual manera, una tras otra, las propuestas y enmiendas fueron rechazadas, obligando al movimiento a buscar otros sistemas mediante los que conseguir y asegurar aquellos derechos que les eran constantemente negados. Después de 40 años de intensa lucha por medios legales las sufragistas se hartaron, y, cansadas ya de ser constantemente desoídas y desdeñadas, decidieron pasar a la acción directa. Empezaron a emplear tácticas muy diversas, todas enmarcadas por ese paso a los hechos que promulgaba su ya legendario lema, y que era una respuesta a la gran decepción de los años de lucha sin resultado alguno. A partir de entonces las sufragistas se iban a dedicar a boicotear mítines políticos, a interrumpir los discursos de los ministros, a irrumpir en las iglesias al grito de “voto para la mujer”, encadenarse a los monumentos, a realizar actos violentos contra edificios públicos, a destruir escaparates, atacar obras de arte y presentarse en las reuniones de los partidos políticos para hacer oír sus demandas. Muchos de estos actos han sido representados de una forma más o menos fiel en la película. Eso sí, nunca realizaron ningún atentado contra persona alguna, y nadie fue dañado como consecuencia de sus actos y sus protestas, pues ellas defendieron siempre no atentar contra la vida de las personas y sí contra la propiedad, ya fuera esta pública o privada, que era entendida como un símbolo. Así mismo, el espacio del museo fue para ellas un espacio de protesta, y muchas obras y museos fueron vandalizados y asaltados, pues eran entendidos como la representación de una cultura y una historia que era directamente culpable de la situación injusta en la que se encontraban ellas como mujeres, a las que les era sistemáticamente negada la posibilidad de emanciparse.
             
La Venus del Espejo de Velazquez dañada por Mary Richardson en marzo de 1914
Como resultado de esta nueva fase de la lucha de las mujeres sufragistas, muchas terminaron en la cárcel. La policía solía imponerles multas que no podían o no querían pagar y terminaban por dar con sus huesos en una fría celda. Además, iniciaron de esta forma una lucha dentro de la propia institución penitenciaria para que les fuera reconocido el estatus de presas políticas, que terminó con las mujeres declarándose en huelga de hambre y siendo posteriormente alimentadas a la fuerza bajo la ordenanza del primer ministro.

                     
Todo este recrudecimiento de la lucha por parte de las mujeres en la lucha por sus derechos y contra las injusticas sociales que estas sufrían, quedó representado en el sacrificio de Emily W. Davidson en el hipódromo de Epson, hecho que se narra muy bien en la película. Su muerte fue el culmen de una serie de actos que buscaban la visibilización del movimiento y el apoyo de la sociedad a la causa sufragista.

Emily W. Davidson irrumpe en el Derby en Epson y es arrollada por un caballo.
La muerte de Emily W. Davidson fue un hecho decisivo para el sufragismo inglés, sobre todo porque su funeral se convirtió en un acto histórico grandioso en el que una gran cantidad de carrozas siguieron al féretro desfilando por la ciudad. Pero ni tan siquiera con esta trágica muerte se consiguió que sus demandas fueran atendidas. Aún hubo que esperar muchos años más, hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial, cuando las mujeres tuvieron que ser organizadas a petición del rey Jorge V para sustituir a los hombres que habían sido alistados para combatir en el frente. Finalmente, el 28 de mayo de 1917 fue aprobada la ley de sufragio femenino por 364 votos a favor y 22 en contra, pero tan sólo para aquellas que fuesen mayores de 30 años. Hubo que esperar hasta 1928 para que las condiciones del sufragio femenino fueses iguales a las del masculino.
En España, las mujeres tuvieron que esperar hasta el 1 de octubre de 1931 para obtener su derecho a voto -conseguido gracias a Clara Campoamor, entre otras-, derecho que perdieron después durante la época de la dictadura militar y que no recuperaron hasta la muerte del dictador.

Clara Campoamor
Como hemos visto, a través de esta película se pueden llevar al aula temas históricos como el movimiento sufragista, tanto en Inglaterra como en EEUU, incluso puede servirnos de conexión para tratar el tema del voto femenino en España y la pérdida de derechos en la posterior guerra civil y dictadura.
También se puede hablar sobre la sociedad en esa época, justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, y analizar sus problemáticas, así como las consecuencias positivas de la instauración del sufragio universal gracias a la heroica y feroz lucha de las mujeres sufragistas y los beneficios que supuso a la causa por la igualdad en derechos y oportunidades que iniciaron estas mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada